Imagen cortesía de Murder the Gaa.